Las mejores formas de aplicar el marketing de contenidos a tus Campañas de Email

Como todo proceso de interacción, el contenido es el protagonista y el Marketing no es la excepción. El Content Marketing pertenece al Inbound Marketing y se define como la capacidad de comprender exactamente lo que necesitan saber tus clientes, para finalmente entregarle esta información de forma oportuna y convincente. En este sentido, se basa en desarrollar contenidos interesantes y distribuirlos tanto a los clientes como a los potenciales clientes, con la finalidad de conectar con ellos y captar su atención.  Al hablar de contenidos, se refiere a contenido social, online, papel y multimedia.
En sí, el Content Marketing vendría siendo una estrategia del marketing, dirigido al desarrollo y distribución de contenido relevante, acertado y coherente para atraer y conquistar la fidelidad a un mercado previamente definido y, definitivamente, concebir acciones rentables a los consumidores.
Hoy en día, prácticamente todas las empresas venden a través de contenidos. Y si bien es incuestionable el crecimiento del Content Marketing en las marcas y grandes negocios, esto no reduce el hecho de que estas organizaciones continúen cometiendo grandes errores, especialmente en cuanto a la planificación de sus estrategias.
No cabe duda de que la sincronización es imprescindible para abrirse paso en el mercado. Cuando se utiliza el Marketing de Contenidos, es determinante buscar que favorezca al propósito de una campaña de Email, lo que contundentemente implica ponerse en el lugar del usuario al momento de la apertura del Email. En este sentido, resulta importante desarrollar estrategias coherentes, personalizadas y dirigidas al público que se quiere alcanzar, transmitiendo el mensaje que se busca transferir.
Al integrar el Content Marketing a tus campañas de Email, deberás en primera instancia llevar a cabo una lluvia de ideas, poniendo sobre la mesa todos aquellos posibles contenidos de interés, que representen a tu marca de la mejor manera posible. Bajo esta premisa, resulta imprescindible mantener siempre una identidad como marca, creando contenidos de calidad, originales y llamativos, que cumplan con el objetivo que claramente te has establecido: enamorar al público.
Como todo, serán necesarias varias opciones y diferentes tipos de contenidos, hasta finalmente decidirse por el que más se apegue a la marca. Asimismo, serán necesarias variadas formas de organización y diseño de la pieza, para descubrir con cuáles alcanzarás los mejores resultados, en base a aperturas de los Email y por supuesto, las interacciones. Poco a poco ganarás experiencia en este ámbito y contarás con la habilidad de desarrollar un tipo de Email para cada necesidad, lo que traerá como consecuencia que la satisfacción de tus clientes se potencie sin precedentes.
Si aún no sabes qué tipo de contenido utilizar, debes pensar con prioridad en el objetivo que necesitas que persiga tu Email.  Bajo esta premisa, existen cuatro grandes categorías de campañas llamativas, relevantes e interesantes que puedes utilizar e inclusive combinar si así lo deseas, para llegar a tus clientes con la mayor eficacia posible.

  • Venta de un producto: como es lógico, estas son campañas que tienen como finalidad conseguir la venta de un producto o servicio, por lo que todos sus elementos, se integran perfectamente para persuadir al prospecto a hacerlo.
  • Capacitación: en este apartado, el objetivo será el envío de contenidos relacionados con temas mucho más específicos o desarrollados con mayor profundidad. Aquí la directriz será, la captación de nuevos leads, ejecutando acciones totalmente gratuitas.
  • Contenidos de blog: mediante estas campañas, podrás popularizar los artículos que has publicado en tu web, o bien desarrollar nuevos contenidos especiales para los contactos de tu Base de Datos.
  • Engagement: destinados a construir un vínculo más personal con el consumidor mediante una comunicación más cercana y humana, estas campañas serán dirigidas a enriquecer esa relación y no a vender ni publicitar ningún producto.

Por su parte, el Content Marketing ofrece, sin lugar a dudas, una gran cantidad de beneficios para los emprendedores que lo necesiten y se comprometan a usarlo de manera eficaz. En este sentido, mediante esta estrategia, la diferenciación frente a la competencia será inminente. De esta forma, podrás llegar a tus prospectos mucho antes que la competencia, si esta aún no ha creado una estrategia basada en los contenidos.
Por otro lado, esta útil herramienta permite aumentar la credibilidad de tu marca, al punto de posicionarla en altos estándares dentro del mercado. Esto se explica porque la interacción con el cliente se torna más natural, debido a que ambas partes comparten un interés en común. Asimismo, a confianza llega cuando los contenidos publicados son producto de la experiencia y la profesionalidad, por lo que se convierten en información competente y de referencia.

Deja tu comentario