CRM: Mejora la interacción con tus clientes

La relación con el cliente es parte vital del proceso de venta, y muchas veces el solo contactar con el mismo se vuelve una tarea tediosa al tener que revisar manualmente la información que tenemos del cliente y de las conversaciones que pueden darse en múltiples plataformas. En el siguiente artículo encontrarás información relevante de una solución a este problema: el software CRM.

Un software Customer Relationship Management,también conocido por sus siglas CRM es aquel software que posee funcionalidades que permiten rastrear la información de la relación con tus clientes. Gran parte de los CRM posee funcionalidades que te permiten almacenar y hacer seguimiento de la información de los clientes con los que te comunicas; como por ejemplo sus nombres, cargos, correos electrónicos, números de contacto y redes sociales. Algunos más avanzados poseen la capacidad de seguir el flujo de la comunicación con el cliente a lo largo del proceso de compra y/o soporte, e incluso dejar registro de las interacciones entre el cliente y la empresa. Pero sin importar las funcionalidades que el software pueda tener, todos tienen en común su objetivo: Mejorar la fluidez de la interacción con el cliente, mejorando la eficacia de la comunicación con los actuales clientes, e incluso con aquellos potenciales clientes.

El CRM no solo te ayuda a mejorar en la comunicación con el cliente, sino que debido a sus funcionalidades permite que tu equipo de trabajo ahorre tiempo durante el proceso de ventas al tener toda la información necesaria en una única plataforma.

Hoy en día, no solo se puede acceder a todas estas funcionalidades mediante la instalación de un software, sino que múltiples plataformas ofrecen sus facilidades mediante la web, lo que permite reducir tiempo y recursos en instalación y mantenimiento del software en las computadoras de la empresa.

Teniendo en claro qué es un CRM, debemos responder a la interrogante inicial: ¿Es necesario en mi situación? Y la respuesta simple es sí. Sin importar el tamaño de tu empresa actualmente la adquisición y uso de un CRM será siempre una mejora en el funcionamiento interno de la empresa. Si bien es posible utilizar otros medios para rastrear la información y las interacciones con el cliente, a medida que vaya aumentando la cantidad de clientes las complicaciones con los sistemas más simples comenzarán a notarse. Ya no te tomará un par de segundos revisar la conversación con los clientes o enviar un correo a la persona encargada del área en particular a la que deseas contactar, y lo que antes tomaba un par de minutos al día podría pasar a ser una tarea de tiempo completo. Es aquí donde los beneficios de un CRM se hacen notar: la facilidad en la comunicación te permite concentrarte en lo que es realmente importante, hacer crecer tu empresa.

¿Qué hay que considerar al momento de seleccionar un CRM?

Para seleccionar un CRM debes en primer lugar tener claridad en cuanto al proceso de venta en tu empresa para poder abordar a los clientes en el momento adecuado del proceso, e incluso si no hay claridad al respecto, el uso de un CRM puede entregar una perspectiva que permita identificar las falencias en el actual proceso y evitar la pérdida de clientes. Por otra parte, debes analizar cuáles son los medios por los que más interactúas con las oportunidades de venta, ya sea a través de redes sociales, mail, entre otros. Esto debido a que no todos los CRM tienen la misma funcionalidad en las distintas plataformas de comunicación con tu cliente y es necesario analizar que facilidades te entregaría cada uno, dependiendo de la plataforma.

En definitiva, debemos recordar que nos debemos al cliente y por tanto poder comunicarnos efectivamente con ellos es una de las mayores prioridades a la hora de crecer. De esta manera podemos brindar una experiencia personalizada que nos permita fascinar a nuestro cliente y evitar la pérdida de potenciales clientes.

Deja tu comentario