Coronavirus COVID-19: Cómo adaptar mi negocio ante una crisis

¿Tu negocio se ha visto afectado por la pandemia del Coronavirus?, si quieres saber cómo reaccionar y poner en marcha un plan de acción para afrontar esta crisis con el menor impacto económico, este artículo te ayudará a implementar soluciones de corto plazo para comenzar con trabajo a distancia y además te daremos recomendaciones desde marketing para poder afrontar esta crisis.

La pandemia causada por el SARS-COV-2 o Coronavirus, que origina la enfermedad COVID-19 ha impactado a todo el mundo. Para quienes son dueños de un negocio esto es especialmente complejo debido a que es muy probable que haya tomado a todos por sorpresa y la verdad es que no todos están preparados para una crisis de salud pública. En este artículo te explicaremos como tu empresa puede reducir el impacto económico que una cuarentena o restricción del flujo de público pueda generar en tu negocio.

Implementar trabajo a distancia

Sabemos que no todos los trabajos pueden ser ejecutados a distancia, sin embargo, nos enfocaremos en explicarte cómo implementar el trabajo en un plan de acción rápido enfocado para empresas de servicios, sin embargo más adelante te explicaremos una forma en la que podrías implementar un flujo de trabajo productivo con menor cantidad de personas o dividido en turnos para empresas productivas, todo esto es un plan de emergencias por lo que el enfoque es reducir el impacto, más no evitarlo o que sea igual a 0.

Metodología para trabajo a distancia de implementación rápida para empresas de servicios

El primer paso es realizar algunas definiciones, si todos hablamos el mismo idioma es más fácil cumplir nuestras tareas, primero hay que entender algunas diferencias importantes, existen tres tipos de canales para el flujo de trabajo a distancia:

Canal de comunicación: Es el medio en el cual podemos aclarar dudas, hacer preguntas, conversar, relacionarnos y básicamente es lo que reemplazará a la conversación con el compañero del al lado, para esto existen herramientas como Slack, el chat de Microsoft Teams, WhatsApp y grupos de WhastsApp, Google Hangouts o Skype. Lo importante es definir un solo canal de comunicación o conversación, el tener más de uno si es que no tienes experiencia con el trabajo a distancia puede generar graves problemas, por lo que parte definiendo uno y no te desvíes de ese canal, al menos hasta dominarlo bien y que todos lo hagan sin problemas.

Canal de requerimientos: Es un medio donde centralizarás de forma pública o por equipos las labores a realizar por las personas, esto puede ser un documento en Excel u Hojas de cálculo de Google donde todos tengan acceso y puedan ver qué labores hay que hacer, quién debe hacerlas, cuándo y quiénes están relacionados, existen herramientas como Microsoft To-Do, Monday.com o ClickUp (que usamos en Avanza+) para gestionar los requerimientos.

Canal de operación: Estas son las aplicaciones oficiales de la empresa que utilizan para hacer sus operaciones, como por ejemplo SAP, Creative Cloud de Adobe, algún sistema ERP de la empresa o cualquier software donde los colaboradores deban hacer su trabajo estando en la oficina o no. No todas las empresas tienen un canal de operación, sin embargo, es importante definir este concepto.

Ahora que están definidos estos conceptos y definidas cuáles serán las herramientas para cada canal, el paso más importante es que todos estén al tanto de cómo funcionan y cómo van a operar. La forma más fácil de asegurarse que sea así es tener a alguien encargado de coordinar la puesta en marcha, el líder de implementación será la persona que responda las dudas de los colaboradores y actúe como un Project manager de esta implementación de emergencia. En general debería realizar las siguientes tareas para asegurarse de que la puesta en marcha no sea un caos, o al menos, que no lo sea tanto.

 Definir las prioridades de las tareas para el canal de requerimientos: Recomendamos que sean tres: Urgente, quiere decir que requiere la atención en el ahora de el o los colaboradores. Importante: Quiere decir que está dentro de las funciones del día o con fecha establecida, si no tiene fecha se entiende que debe ser en la medida que el tiempo del día lo permita y el término de las tareas urgentes y con fecha lo permitan y En pausa: Quiere decir que son tareas que por causas internas o externas no debemos tomar en cuenta hasta que cambien de prioridad, salvo que exista tiempo libre.

 Definir responsables o equipos: Es importante optimizar el tiempo, por lo que todos deben estar 100% claros de los roles que tiene cada persona o quien es el líder de cada equipo. La recomendación es que quien aparezca como responsable sea a quien se le hagan las preguntas en el canal de comunicación, si es un equipo que sea al líder de equipo, esto lo mencionamos ya que la comunicación a distancia hace que todos se vean accesibles, pero respetar a los líderes de equipo o responsables de la tarea hará que el flujo de comunicación sea más efectivo, evita hacer lo contrario. Si alguien es responsable de la tarea comunícate con él, aunque sepas que otra persona lo ayuda en la tarea, así se puedes evitar dualidad de mandos o problemas de comunicación y feedback.

 

Definir quién modifica los estados de las tareas, responsables y quién agrega tareas: Mientras esto se implemente debe existir una sola persona que cambie los estados de las tareas, las agregue o las modifique. Esta responsabilidad, si nunca has implementado trabajo a distancia, puede determinar el éxito y que todo funcione como una coreografía o el fracaso y que tengas a todo el mundo quejándose como si la empresa no funcionara. La persona a cargo de la implementación del canal de requerimientos debe ser el único que inicialmente gestione ese canal hasta que todo funcione de manera correcta, esto será en el momento en que el flujo de trabajo sea muy similar a cuando se trabaja en forma presencial.

Definir un canal de comunicación general, por equipos y proyectos: El líder de implementación del canal de requerimientos debe dirigir también los canales de comunicación creando un grupo general, donde esté toda la organización, e informará por ese medio sobre modificaciones a tareas, información general e indicará errores y como evitarlos durante la implementación. Esto debe ser sin mencionar nombres, y con el fin de ilustrar como evitar estos: Por ejemplo “Amigos, les recuerdo que las tareas y sus estados solo los podré modificar yo, para que así ustedes se enfoquen en su trabajo y no tengamos problemas de comunicación”, lo anterior en la situación de que alguien haya modificado el canal de requerimientos. Además, debe generar grupos de comunicación por equipos, por ejemplo, un grupo para el proyecto “x” o un grupo para el equipo de “Soporte de clientes residenciales”. Si serán grupos por equipos o proyecto dependerá de la organización, lo mejor es tratar de tener la menor cantidad de grupos posibles para evitar generar una tarea más en el equipo y que esta sea entender en que chat deben decir cada cosa, lo recomendado es un chat general, un chat por equipos de trabajo y evitar otros adicionales.

  Una vez realizadas estas labores están listos para la puesta en marcha, aunque, la realidad es que este proceso debe ser a la par con la implementación ya que como sabemos debemos tomar acción y no alargar en exceso la implementación de esto, cada día retrasado por buscar la perfección es tiempo perdido de práctica que es lo que construye el camino a lo que puede ser la perfección.

Super PLANTILLA de implementación: Hoja de cálculo de tareas para implementación de trabajo en equipo a distancia.

Si quieres coordinar el trabajo en equipo de forma rápida compartimos contigo una plantilla de hoja de cálculo de Google con un modelo básico que puedes utilizar y adaptar para el canal de requerimientos.

Tres herramientas para coordinar el trabajo a distancia

Hemos elegido tres herramientas que por su facilidad de uso no tendrás grandes problemas en sumar a tu equipo de trabajo en su implementación.

Trello

Trello es una aplicación que utiliza la metodología Kanban para organizar tareas, puedes crear diferentes estados como, por ejemplo: En proceso, en pausa, terminado, sin iniciar y arrastrar diferentes tareas que pueden incluir imágenes enlaces, comentarios y más.

Visitar Trello

Todoist

Es una aplicación de tareas similar a Wunderlist (ahora Microsoft To-Do) que permite generar listas muy simples que puedes compartir con indicaciones, archivos adjuntos y comentarios, es la opción perfecta si tu equipo nunca ha usado aplicaciones de tareas.

Visitar Todoist

Monday.com

Es una suite completa de productividad, con listas de tareas en formato Kanban, hoja de cálculo e integra muchas otras herramientas para hacer un flujo de trabajo personalizado y tan avanzado como tu equipo quiera. Es recomendando si ya tienes experiencia con herramientas de este tipo y quieres personalizar mucho más la forma en la que gestionarán las tareas o requerimientos.

Visitar Monday.com

Recomendaciones generales de las herramientas

Inicia con la herramienta más simple: Es enserio. Algunas de estas herramientas son muy flexibles y eso puede hacer que se vean muy atractivas, pero no pierdas de vista el objetivo, la idea es que el trabajo a distancia sea tan bien implementado que parezca que están todos en la oficina, aunque no sea así, por lo que olvídate de usar herramientas complejas que nunca has usado, prueba nuestra hoja de cálculo o usa las herramientas más simples, una vez que domines algo simple puedes pasar a herramientas más completas.

Utiliza la gamificación: Si alguien completa una tarea dale 5 puntos, si la completa antes de la fecha límite dale 7 puntos, establece niveles y ofrece incentivos por superarlos, para los colaboradores o equipos completos, a todos nos gusta jugar y si bien estamos en una crisis, el juego es una forma de hacer más tolerable esta nueva forma de trabajar y además puede mejorar la productividad en tu empresa.

Usa la prueba gratuita: No te aventures a comprar licencias si aún no has probado una herramienta, úsala y asegúrate que se adapta a ti, si no prueba con otras, pero aprovecha los periodos de prueba, ya que en lo posible debes evitar aumentar costos en el corto plazo y uno de esos puede ser haber pagado licencias por algo que no se adaptó bien a tu equipo.

Tres herramientas para reuniones, asesorías o consultas

Para profesionales o empresas que realizan reuniones periódicamente reemplazar una reunión física por una virtual es muy sencillo, sabemos que quizá no es lo mismo, ver las expresiones, gestos y otros aspectos de la comunicación persona a persona es irremplazable, pero estamos buscando implementar rápidamente la solución para evitar reuniones presenciales, por lo que en el siguiente listado te dejamos tres herramientas que puedes usar para reemplazar reuniones o consultas físicas por virtuales

Google Hangouts

El chat de Google aunque simple es perfecto para la mayoría de situaciones, solamente ingresa a:  http://g.co/present/ ingresa el correo de la otra persona o genera un enlace, envíalo a tu cliente y podrás realizar una reunión por voz y vídeo sin problema, incluso podrás compartir tu pantalla para mostrar lo que haces o pedir a tu cliente que muestre la suya y prestar asistencia.

Ir a Google Hangouts

TeamViewer

Es una aplicación fácil de usar para que puedas conectarte remotamente al equipo de otra persona y prestar asistencia remota, incluso tiene voz y vídeo por lo que perfectamente puede usarse también para videoconferencias, tiene una versión gratuita y de pago de acuerdo con lo que requieras, pero la versión gratuita funciona bien en la mayoría de los casos.

Ir a Teamviewer

GetResponse

Si lo que buscas en realizar una charla para captar clientes o un taller gratuito para un funnel de ventas GetResponse es perfecto para ti, permite que puedas realizar un webinar, captar los datos de los asistentes y luego poder usar su plataforma para realizar email marketing y automatización.

Ir a GetResponse

Recomendaciones generales de aplicaciones de webinar o vídeo llamada

Evita reuniones innecesarias: Si bien es mucho más rápido hacer una video llamada que ir presencialmente a otro lugar, estás implementando probablemente muchas otras cosas en tu empresa por lo que el tiempo es mucho más limitado. Evita una reunión que puede ser reemplazada por un correo o incluso un audio de WhatsApp

Si tienes mala conexión usa solamente voz: Es mejor escuchar una voz clara que ver un vídeo pixelado, si no tienes una buena conexión descarta la opción de ver o mostrarte a tu contraparte, es mejor que uses el chat de voz para evitar interferencias.

Organiza tu agenda como si fuera una reunión presencial: Un error común al traspasar las reuniones presenciales por virtuales es olvidar que estas utilizan mucho tiempo, por lo que recuerda organizar tu agenda para que no se agote tu tiempo, toma unos 15 minutos antes de la reunión y comprueba tu audio, cámara y pauta de la reunión para ser más efectivo.

Tres recomendaciones para el trabajo a distancia

Antes de pasar a la metodología de puesta en marcha para empresas productivas me gustaría entregarte tres recomendaciones de los años que llevamos trabajando de forma remota y que creemos te podrán ayudar a disfrutar esta forma de trabajar que incluso es más productiva que ir a una oficina.

Mentalízate en qué estás trabajando: Recomendamos vestirte, arreglarte y preparar tu espacio tal como si fueras a la oficina, te ayudará a mentalizarte a cumplir tus tareas, el trabajo en casa además puede ser muy satisfactorio, ya que puedes tomar descansos en los lugares de tu casa que más te gusten y así ser más productivo.

Sigue siempre tu canal de requerimientos: A veces olvidar el revisar el canal de requerimientos o tareas puede generarte un gran susto, en especial si olvidas tareas urgentes, por lo que ten siempre abierto y visible las tareas que debes hacer para que nada te tome por sorpresa.

Facilita el llevarse equipos de tu oficina a la casa de tus colaboradores: Esto es esencial, si en tu oficina tienen equipos de muy buena calidad, pero el colaborador tiene un equipo personal de calidad inferior su trabajo será más lento, evita estos problemas y permite que se lleven los equipos. Establece responsabilidades si algo llega a pasar, pero en general esto esta demás, ya que solamente estos equipos deben ser para trabajo, así el colaborador no está todo el día conectado al trabajo, por lo que estará más motivado en su hogar al saber que si bien trabaja allí cuenta con un equipo especial para eso y no usa su equipo personal.

Metodología para trabajo rápido en empresas productivas

Si tu empresa requiere que las personas estén presencialmente para el cumplimiento de sus labores, te ofrezco la siguiente metodología de implementación, esto no busca igualar el trabajo productivo que puedas tener normalmente sino busca hacer más eficiente el trabajo y generar varios turnos al día que permitan reducir el impacto de turnos con cantidad de personas limitados o cambiar los horarios para que tus colabores eviten congestiones de transporte público.

El primer paso es ver tu proceso productivo dividido en muchas secciones, más de las normales y que dividas el trabajo en tareas que puedan ser ejecutadas mediante relevos como aparece en la siguiente imagen:

Define un encargado de implementación para este proceso nuevo de emergencia, él estará encargado de definir turnos, labores y asegurarse de agregar turnos o personas para cumplir el proceso. Como dijimos antes, esto es un proceso general, por lo que debes adaptarlo lo más posible a la realidad de tu empresa, el encargado de implementación debe generar además dos canales similares a los de la metodología para servicios, estos serán:

Canal de comunicación: Recomendamos utilizar Whatsapp por su universalidad y portabilidad, sin embargo, puede ser cualquier plataforma de chat como Messenger o Microsoft Teams, lo importante es que el líder de implementación pueda generar grupos, ya que estos serán importantes para la comunicación fluida.

Canal de flujo de trabajo: Esto no es más que definir una lista de tareas diaria para cada persona en el proceso, lo que haremos es ver el proceso como una carrera de relevos donde el testimonio debe ser entregado en el momento exacto para que la carrera culmine con éxito, por lo que si un proceso antes de la crisis seguía un orden especifico quizá para cumplir el efecto relevo tenga que ser reordenado, para esto recomendamos realizar una lista de pasos del proceso con las acciones específicas, el responsable, el supervisor del turno y la descripción de la tarea.

Una vez definidos estos conceptos podemos proceder a la implementación, en esta etapa el líder de implementación deberá definir el listado en el canal de flujo de trabajo y pensar en turnos de 6 o menos horas donde las personas tengan que cumplir una labor muy específica y al cumplirla deberán retirarse. La idea es optimizar el trabajo al máximo para poder producir lo que es necesario, pero evitando el estar tiempos en exceso, el tiempo debe ser definido de acuerdo con la experiencia y a las obligaciones legales que establezca cada país en esta situación, por lo que debes poner atención de no poner en riesgo a los colaboradores, pero también de asegurarte que el líder de implementación no sobre exija al personal.

Super plantilla de implementación: Proceso de relevos

Accede gratis nuestra plantilla Excel donde puedes dividir tu proceso en diferentes etapas, asignar responsables de la tarea, establecer el tiempo y poner objetivos.

Adaptar temporal o permanentemente el negocio ante una crisis

Ya sea una crisis de salud pública como la pandemia del CODIV-19, una crisis social como el estallido social en Chile o un desastre natural, ninguna empresa puede poner todas sus fichas en una sola fuente de ingresos o una forma única de realizar sus operaciones. Las nuevas organizaciones en un mundo cada vez más inestable deben adaptarse a la inestabilidad, donde estar fuera de la zona de confort es la nueva zona de confort.

En esta sección entregamos recomendaciones puntuales por segmento para adaptar el modelo de negocio pensando en futuras crisis y cómo poder anticiparse y reducir las consecuencias negativas para tu negocio.

Empresas que venden productos

Evitar depender de que el punto de venta esté abierto para generar ventas. Abre un canal de venta digital como una tienda online, genera un catálogo en formato PDF que puedes crear en un documento Word o PowerPoint con los productos que vendes y sus precios e incentiva la compra previa reserva o con despacho a domicilio.

Evita almacenar todo tu stock en el local físico, ya sea por riesgo de saqueos o falta de seguridad pública. Asegura una parte de tu stock en tu hogar o algún lugar que no pueda ser afectado por ataques de personas o siniestros naturales, es mejor quedar con un 30% de tu stock en tu casa que puedes rematar que quedar con nada.

Ofrece a tus clientes suscripciones mensuales de productos de consumo frecuente: Arma packs de productos que tus clientes siempre compren en periodos de tiempo determinados, por ejemplo, semanal, mensual o semestralmente y véndelos por suscripción con entrega a domicilio, es importante que la forma de pago te asegure contar con el dinero incluso antes de entregar los productos, para esto puedes establecer pago con tarjeta de crédito, cheques u otros que permitan que tengas ingresos predecibles.

Genera ofertas para productos de baja rotación, una vez al mes puedes realizar una liquidación de productos de baja rotación o puedes crear packs de productos que cubran el costo con un margen mínimo para deshacerte de ellos lo antes posible. Si estos aun así no se venden puedes regalarlos a una organización que pueda dar uso de ellos y utilizar la acción como muestra responsabilidad social empresarial. Ten especial cuidado de que esto sea una acción desinteresada y no una acción que solo busque mejorar tu imagen de forma oportunista.

Restaurantes

Potencia la entrega a domicilio, o implementa entrega domicilio si es que no tienes: Si el local no puede atender público, es mejor que llegues a sus casas a que no vendas y tengas las cortinas cerradas. Puedes acceder a aplicaciones como Pedidos Ya o Uber Eats, sin embargo, el potenciar un servicio de reparto propio permitirá que ahorres la comisión que estas aplicaciones tienen, pero ten en consideración que mientras más canales de venta tengas es mucho mejor.

Ofrece suscripciones para almuerzos, cena o desayuno: Establece una tarifa semanal o mensual para que las personas reciban sus hogares una comida o más por día, que paguen de forma anticipada, esto te permitirá tener ingresos predecibles, además podrás controlar tus costos y aumentar la utilidad al reducir tus mermas si planificas bien la demanda.

Construye una web para realizar pedidos online: Si tus clientes compran por aplicaciones como Uber Eats o Pedidos Ya, construye tu sitio web con compra en línea, ofrece un cupón de 10% o envío gratis en tu web y podrás ahorrarte la comisión. Asegúrate de enviar el cupón en la boleta o en un lugar visible para que la persona descubra que también pueden pedir por la web, puedes generar convenios con los repartidores para poder tener un menor tiempo de entrega y negociar propinas mejores que las de las aplicaciones.

Incentiva las reservas y compras anticipadas: Genera reserva en línea, descuentos por prepago de reserva, click&collect para tu restaurante y evita el uso del espacio para atención a público o hazlo de forma planificada si las normativas de salud lo permiten.

Utiliza la gamificación para delivery: Entrega un volante impreso con un juego especial donde deben pedir una serie de ítems del menú, por ejemplo 10 elementos y si lo completan obtienen una bebida gratis o un 2x1. Incentiva a que las personas pidan el delivery más de una vez con juegos que tengan como incentivo regalos especiales si realizan ciertas acciones como compras frecuentes o comprar varios ítems del menú.

Profesionales de la salud, clínicas o centros de salud privados

Cambiar el modelo de atención en la consulta por uno a domicilio, esto puede implicar cambiar el precio de las consultas con la finalidad de poder incluir el costo de transporte.

Aumentar los bloques horarios para evitar la espera de pacientes reunidos en la consulta, esto implica realizar las atenciones de manera puntual y además entregar un rango de tiempo en el que se puede evitar la interacción entre pacientes. Esto siempre que la normativa de salud lo permita.

Realizar consultas a distancia, siempre que estas no requieran un examen físico o se pueda prescindir de este, las consultas a distancia suelen ser una gran forma de poder resolver la mayoría de las consultas de pacientes, para muchos profesionales esto implica perder una parte importante de la relación profesional/paciente, sin embargo, en muchos casos debido a la baja complejidad que puede tener algunos pacientes es perfectamente posible. Se pueden realizar incentivos a este tipo de atenciones como descuentos o en caso de que se requiera finalmente una consulta presencial el costo de la consulta virtual puede contar como parte de pago de la consulta presencial.

Consultores y profesionales de servicios

Cambiar las consultorías presenciales por consultorías virtuales es una buena forma de poder reducir los costos tuyos en transporte y los de los clientes pudiendo aumentar la utilidad de la consultoría, podrías incluso tomar muchas consultorías seguidas ya que el tiempo de transporte no existe, solamente es lo que pasas de una video llamada a otra

Realizar sesiones maestras o talleres online de pago para reemplazar conferencias y charlas.

Vender plantillas digitales de documentos de trabajo y otros productos digitales como libros para diversificar las fuentes de ingreso.

Realizar podcast con contenido exclusivo mediante suscripción mensual, te permitirá agregar una nueva fuente de ingresos y además puedes ahorrar tiempo y poder vender capítulos separados o una suscripción en lugar de realizar una consultoría.

Hacer clases online a otros profesionales de la misma área o de otras áreas para perfeccionar sus conocimientos, puedes realizarlas vía telefónica o por conferencia, realizar el clásico cobro por hora e incluso puedes grabar las clases y venderlas como cursos digitales a tus clientes o realizar un funnel evergreen para tener un flujo constante de nuevos estudiantes.

Planificar el futuro en caso de emergencias o problemas

Cada vez que una crisis afecta a una organización los esfuerzos se centran en resolver la crisis y reducir las consecuencias a largo plazo, sin embargo, aunque parezca hasta contradictorio, muchas empresas no tienen elaborados planes de contingencia para futuras crisis, como desastres naturales, accidentes, pandemias o cualquier acontecimiento fuera de lo normal, esto es especialmente preocupante en empresas de países donde desastres naturales son frecuentes como es el caso de Chile.

Por lo tanto, estar siempre preparados es clave para poder evitar problemas a largo plazo y reducir el impacto económico que puede implicar una nueva crisis. A continuación, te dejo un listado de situaciones para las que tu empresa, sea muy pequeña o grande, debe contar con un plan de acción, con pasos y procedimientos a seguir.

  • Incendio
  • Terremoto y destrucción del punto de venta
  • Enfermedades que requieran cuarentena
  • Inundaciones
  • Detención del transito que impida que las personas lleguen a las instalaciones de la empresa
  • Apagón de energía local, nacional o global
  • Crisis económica

Si bien muchas de estas situaciones parecen alarmistas, como quizá has podido comprobar, una catástrofe o crisis puede surgir en cualquier momento e históricamente nuestro planeta se enfrenta a ellas. Si quieres estar un paso más adelante que tu competencia es hora de que comiences a construir planes de contingencia, los cuales deben tener una estructura básica como la que te comentamos a continuación:

  • Número o código del procedimiento
  • Objetivos bien definidos
  • Responsables de implementación, supervisión y ejecución
  • Listados de tareas iniciales al momento de la crisis
  • Paso a paso de cómo abordar la crisis, con ejemplos y las funciones de cada persona en el paso a paso.
  • Planes alternativos por si el plan original falla
  • Ejemplos, bibliografía y material complementario.

Adaptar el modelo de negocio: Crisis y emergencias

Como ya hemos visto, es importante contar con planes de contingencia en caso de crisis, pero el modelo de tu negocio ¿considera algún plan alternativo si las cosas no funcionan dentro de lo normal?

Es importante abordar la posibilidad de crisis de cualquier tipo en el modelo de negocios, para esto compartimos una serie de preguntas que puedes aplicar para los aspectos más básicos del modelo de negocio Canvas.

Socios clave

  • ¿Qué sucede si mis socios claves quiebran? ¿Puedo reemplazarlos rápidamente?, ¿Se acaba el negocio si mis socios clave cierran sus operaciones?
  • ¿Puedo contactar con nuevos socios claves si mis socios actuales cierran operaciones? ¿Ellos están dispuestos a poder colaborar conmigo?
  • ¿Mi negocio depende unos cuantos socios claves?

 

Actividades clave

  • ¿Puedo reemplazar mis actividades clave en caso de alguna crisis? ¿Tengo claro el paso a paso?
  • ¿Mis actividades claves tienen procedimientos cuando existen crisis? ¿Pueden sobrevivir a una crisis?

Recursos clave

  • ¿Existe una alternativa de menos calidad o menor costo que reemplace a mis recursos claves?
  • ¿Tengo acceso rápido a nuevos recursos claves? ¿En cuánto tiempo? ¿cuánto cuesta? ¿Si cambio los recursos clave podrá sobrevivir mi negocio?

Propuesta de valor

  • ¿Mi propuesta de valor genera valor en una crisis?
  • ¿Cómo generar valor en tiempos de crisis?
  • ¿De que forma mi empresa podría generar valor si alguna de mi audiencia sufre una crisis?

Relación con los clientes

  • ¿Qué haré si mis clientes masivamente no compran más?
  • ¿Tengo protección legal en caso de crisis con mis clientes?
  • ¿Puedo comunicarme con mis clientes en caso de una crisis?
  • ¿Puedo ofrecer mis servicios de manera normal en caso de una crisis? ¿Por cuánto tiempo?

Segmentos de clientes

  • ¿Si mi segmento de clientes desaparece de un día para otro puedo acceder a otro segmento? ¿Qué tan rápido? ¿Podré ganar dinero cambiando de segmento en una emergencia?
  • ¿Mi segmento de clientes puede pagar mi servicio o producto en una crisis?
  • ¿Mi segmento de clientes esta interesado en un producto o servicio de menor calidad o precio más económico en caso de que el principal no pueda existir?

Canales de distribución

  • ¿Puede operar mi negocio en una crisis? ¿Cómo lo hará?
  • ¿Qué canales de distribución de emergencia tengo disponibles? ¿Cuánto tardo en activarlos? ¿Cuánto cuestan?
  • ¿Puede mi negocio operar en condiciones de emergencia? ¿Por cuánto tiempo?

Estructura de costos

  • ¿Mi estructura de costos puede soportar una crisis?
  • ¿Cuál es mi costo mínimo para operar en una crisis? ¿Puedo financiarlo?
  • ¿Qué haré si mis costos sufren un alza considerable de un momento a otro? ¿Puedo bajarlos sin perjudicar mis operaciones?

Fuentes de ingresos

  • ¿Si sucede una crisis el negocio se acaba?
  • ¿Tengo varias fuentes de ingresos que permitan cubrir los costos en caso de crisis?
  • ¿Cómo va a operar el ahorro en mi empresa?
  • ¿Puedo generar constantemente nuevas fuentes de ingresos en caso de que más de una se termine de forma abrupta?

Aumentar y diversificar fuentes de ingresos

Una de las partes claves del modelo de negocio es cómo tu negocio genera dinero. Estoy seguro de que en condiciones normales tienes muy claro cómo es esto, pero en una situación de crisis ¿Es sostenible tu negocio?

Si la respuesta es un no sé o un rotundo no, es importante que en este mismo momento comiences a pensar en generar nuevas fuentes de ingresos, no solo porque pueden suceder nuevas crisis sino porque es parte normal de la evolución del ciclo de vida de un producto que lo que comenzó siendo impactante luego paso al olvido y por este mismo motivo es de vital importancia poder contar con diferentes fuentes de ingresos que quizá no sean las más importantes pero te entreguen estabilidad en el largo plazo.

A continuación, te dejo un listado de posibles fuentes de ingresos que pueden funcionar bien para muchos tipos de negocios, siempre y cuando se adapten al contexto de cada negocio y de cada audiencia.

Venta de productos digitales e informativos: Guías, cuadernos de trabajo, apuntes, plantillas, clases, talleres o capacitaciones en formatos digitales son una fuente de ingresos que puede ser constante y muy importante para cualquier tipo de negocio.

Capacitaciones a otros negocios de tu área: Lo que tú sabes puede que la competencia directa o indirecta no ¿has pensado que eso puede ser una fuente de ingresos? Vender tu conocimiento a la competencia no solo te posiciona como referente, sino que además es una posibilidad de tener ingresos constantes, tener más redes de contactos y además poder capacitarte, ya que para enseñar también tienes que aprender.

Monetizar contenidos: En un mundo donde hasta quizá tus hijos o sobrinos tienen un canal de YouTube generar contenido relacionado a tu área de negocios y poder monetizarlo con publicidad o colaboraciones es una forma en la que puedes ir generando nuevos ingresos. Graba un vídeo, no es necesario que sea en la mejor calidad de imagen, lo importante es la calidad del contenido que entregues más que el cómo se vea, compártelo en YouTube, difúndelo y comienza a construir una comunidad. Colabora con marcas para que ellos ofrezcan sus productos o servicios a personas como tú o tus clientes, ¿No sería genial que si hablas de una herramienta para tu sector te pagaran por ello? Si tienes una buena cantidad de seguidores y visualizaciones puedes hacerlo.

Consultoría: El conocimiento será siempre un gran negocio y si a ese conocimiento se suma la experiencia en un área determinada estas en el punto perfecto para poder generar ingresos con aquello que sabes y que además tienes la experiencia en haberlo realizado, la consultoría se puede realizar en cobro por horas, por servicio ejecutado o por supervisión, existen muchos modelos que puedes utilizar.

Con o sin crisis, debemos pensar en todas las posibilidades. No es algo bonito de decir, pero en estos momentos en el que escribimos este artículo parece cobrar más sentido que nunca, pero la verdad es que siempre ha tenido sentido pensar en los escenarios malos o no óptimos. La idea no es ser una persona negativa y pensar en que el mundo se acabará y vivir cada día esperando la catástrofe, sino que nuestra intención es ayudarte a que puedas tener un negocio a largo plazo independiente de lo que pueda acontecer y buscando siempre reducir el impacto económico de cualquier tipo de crisis.

Y tú ¿Cómo enfrentaras las semanas y meses que vienen? ¿Te gustaría que desarrolláramos un tema más en detalle?, cuéntanos en nuestras redes sociales Facebook, Instagram y Linkedin.

Deja tu comentario