¿Cómo evaluar el diseño de una identidad visual corporativa?

Al enfrentarse a un proceso de diseño de una identidad visual corporativa el diseñador tiene claro cual es su rol en el proyecto, sin embargo el cliente muchas veces se enfrenta a ciertas dudas de los resultados presentados por el profesional,en este articulo te contamos como enfrentar le diseño de la identidad visual corporativa, desde una perspectiva comercial y que permita obtener una identidad visual semánticamente correcta y lo más rentable posible.
Proyecta2
Para ello te planteamos las siguientes variables que debes analizar al ver propuestas gráficas para algo tan importante como es la identidad única de tu negocio convertida en un símbolo:

  • Comunicación: Debes evaluar en primer lugar si la imagen representa lo que dice ser, esto incluye el respaldo teórico y metodológico de todos los elementos gráficos, una forma de poner comprobar esto es mostrar la imagen a un grupo de personas y ver que asociaciones básicas se establecen y si son coherentes con tu marca o no.
  • Proyección: La identidad visual debe ser lo más atemporal posible, pensando en que cambios constantes aumentan los costos en diseño, publicidad y producción gráfica, además debes considerar si la imagen presentada se ajusta a tus proyecciones de mercados y públicos en el presente pero también en el futuro..
  • Capacidad de ser recordada: De acuerdo a la psicología de la gestalt las imágenes más atractivas (en el sentido que pueden ser utilizadas por los procesos mentales para establecer asociaciones rápidas) son las más simples, un ejercicio excelente para comprobar si la identidad visual es simple es dibujar el logotipo, isologo o imagotipo, si puedes hacerlo de forma rápida esta bien, sino la imagen debe ser sintetizada aún más, esto es importante porque el “logo” debe ser reproducido en todos los medios, técnicas y soportes posibles.
  •  Comercialización: Se debe evaluar si la imagen parece un producto del mercado al que apunta, ¿parece caro o barato?, ¿genera simpatía o repulsión con el grupo objetivo ?, ¿le suma o le resta valor al producto? ¿se integra con el producto?.

Esas son algunas de las variables más básicas que medir a la hora de asesorarte con un diseñador para realizar tu identidad visual corporativa, es importante que comprendas que es mucho más relevante una imagen que comunique bien, que sea fácil de recordar y que esté a la misma altura o mejor que tus competidores, antes que privilegiar aspectos estéticos, que finalmente el mercado mismo es el que los proporciona, siendo el diseñador un encargado de tomarlos como referentes, pero sin embargo debe privilegiar todos los puntos anteriores, que son los que inciden en tus ventas antes que criterios que vengan desde el profesional y su buen o mal gusto o desde las preferencias que tengas.

Deja tu comentario